fresh menu leftfresh menu right
Click on the slide!

La caléndula, maravilla o mercadela es utilizada desde la antigüedad por sus propiedades curativas y cosméticas. Fresca, seca, en bálsamos o aceites, es una planta económica que tiene múltiples beneficios para la salud y la belleza.

1. Por dentro y por fuera. La caléndula es cicatrizante y analgésica por contener ácido acetilsalicílico; antiiflamatoria, gracias al ester faradiol; antioxidante, gracias a los flavonoides; y antiséptica por la diversidad de aceites esenciales que contiene. Por ello la OMS (Organización Mundial de la Salud) la recomienda como uno de los remedios naturales de origen vegetal más importantes y accesibles, tanto en uso externo como interno.

Click on the slide!

Desde el gobierno de Carlos Lleras Restrepo hasta hoy, los temas rurales no habían tenido mayor significación. Pasaron tan inadvertidos para la opinión pública como la gestación y el consiguiente crecimiento de la subversión. El país urbano tomó la vía fácil de ignorar la suerte de esos dos fenómenos, tan íntimamente ligados.

La economía rural legal se fue marchitando frente a la mayor dinámica de la industria, el comercio y los servicios. Los voceros políticos del latifundio, de los terratenientes ausentistas, perdieron espacio en la política nacional; los votos y la financiación de las campañas de los partidos tradicionales vino de otras fuentes.

Simultáneamente a la vida rural, --desatendida por el Estado, y por tanto cada vez más lejana, pobre y escasamente instruida--, aparte de la guerrilla, aprovechando ese vacío de poder, llegaron fuerzas criminales y cultivos ilícitos que desplazaron actividades tradicionales y ocuparon territorios estratégicos.

Click on the slide!

En Colombia poco se conoce sobre este modelo, el cual se basa en realizar ‘agricultura bajo invernadero’. Entre las múltiples ventajas que ofrece está el poder establecerlas bien sea en áreas rurales o urbanas. Las huertas caseras hidropónicas verticales son construcciones hechas a base de tubos plásticos, las cuales sirven para atender necesidades básicas como la alimentación en los hogares colombianos. “En este tipo de sistemas se pueden cultivar cualquier tipo de productos como verduras, hortalizas, condimentos, entre otros”, explicó Natalia Flores, quien hace parte de Huertical.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Productores de semillas piden a los agricultores usar semilla certificada para mejor productividad

 

Productores de semillas piden a los agricultores usar semilla certificada para mejor productividadLa Asociación Colombiana de Productores de Semillas pidieron al país y a los agricultores asumir con argumentos serios el debate alrededor del uso y siembra de producción certificada de semilla conforme lo establece la Resolución 970 del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, para garantizar la calidad de la producción y evitar la propagación de plagas y enfermedades.

Juan Manuel Monroy, director general del gremio dijo que la recomendación no es nueva y dijo que apoyar la medida que regula la producción, comercialización y uso de semillas en Colombia lo que hace es garantizar un uso responsable del material genético que después es sustancial en la dieta de los consumidores.

Actualmente, señaló, las semillas ilegales están perjudicando seriamente la competitividad del campo “ocasionando riegos sanitarios y generando pobreza para el sector agropecuario porque disminuyen la productividad de los cultivos, afectan el bolsillo de los campesinos y la seguridad alimentaria de la demanda”.

El dirigente recordó que todos aquellos que producen, comercialicen o usen semillas en Colombia deben “estar registrados y cumplir con las normas expedidas por el ICA, según lo establece la Resolución 970, para proteger la sanidad y promover la competitividad del agro nacional”.

Por esa razón, la industria nacional de semillas y biotecnología, respalda íntegramente al ICA en el cumplimiento de sus responsabilidades y obligaciones legales de vigilancia y control a la producción, comercialización y uso legal de semillas, regulada en la Resolución 970 de 2010, señaló Monroy.

Esta norma, que viene siendo reglamentada desde hace más de tres décadas y que no es producto de ningún TLC, garantiza la producción y productividad del agro colombiano, mediante el uso de semilla de calidad, evitando, la propagación de plagas y enfermedades en los cultivos.

Según datos del ICA el 85% de las semillas certificadas en Colombia son producidas por empresas e instituciones de origen nacional, que realizan investigación y desarrollo para ofrecer mejores semillas que le permiten al agricultor ser más competitivo en el ámbito nacional e internacional.

“Entidades como Corpoica, Fedearroz, Fenalce y Fedepalma entre otros, cumpliendo la norma 970, le apuestan al crecimiento del país produciendo semillas de calidad avaladas por la autoridad” afirma Juan Manuel Monroy. Tan sólo el 15% restante son de origen foráneo.

La industria de semillas está comprometida con el país y trabaja decididamente para ofrecer a las cadenas productivas la más valiosa herramienta de todo el proceso agroindustrial. La semilla certificada, autorizada por el ICA, es el mejor vehículo para llevar progreso al campo de forma sostenible, concluyó Monroy.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: business hosting private label reseller Valid XHTML and CSS.

Find us on Facebook
Follow Us